miércoles, 13 de agosto de 2008

¿Son idólatras los católicos romanos?

Algo que tienen en común todas las sectas protestantes es que todas nos identifican como idólatras, para muchos hermanos separados idolatría es el tarjetón de los católicos y muy seguido se nos llama así. Esperemos que esto sea por ignorancia, y no por malas intenciones, pues no saben distinguir entre lo que es adorar y lo que es rendir homenaje, que es lo mismo que venerar. Pues a ningún católico se le ha enseñado que hay otro Dios aparte del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, por lo que la Iglesia Católica condena explícitamente la idolatría (tener otros dioses) así como el desvío de la fe. El llamarnos idolatras es una ofensa que a ningún hijo de Dios le gusta escuchar.
¿Qué es Adorar?
La adoración es algo que se le debe sólo a Dios. Un culto de adoración es reconocer que Dios es creador y único. La adoración es hacernos nada ante nuestro creador, reconociendo que Dios es todopoderoso, y solo él es digno de nuestra adoración.
Adorar: Reverenciar con sumo honor o respeto a un ser, considerándolo como cosa divina. Reverenciar y honrar a Dios con el culto religioso que le es debido.
La idolatría es reconocer que algo es Dios, o un dios, por ejemplo: una imagen, un animal, una cosa, o cualquier criatura del Todopoderoso. Pensar que todo lo anterior es Dios o tiene poderes, al momento se cae en idolatría. La idolatría en pocas palabras, es poner en el lugar de Dios a una cosa o criatura.

Rm 1,25... Ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, adorando y dando culto a criaturas en lugar de Dios…

Adorar otras cosas que no sea Dios, es una prohibición que viene desde el antiguo testamento, pues Dios es, fue y será siempre el mismo Dios celoso, pues el nos manda a no adorar ni hacer dioses falsos.

Ex 20,3-5… no tendrás dioses ajenos aparte de mí. No te harás imagen alguna de lo que hay (en cualquier parte)… no te inclinaras ante ellas ni las honraras por que yo soy Jehová tu Dios…

Como vimos en el tema de “la controversia de las imágenes”, Dios no prohíbe las imágenes sino hacer de una imagen un dios.
Los paganos se hacen imágenes creyendo que son sus dioses, o que tienen poderes sobrenaturales, también los paganos tenían como dios a cualquier fenómeno natural creyendo que dios está en los fenómenos naturales, y es por eso que adoran al dios fuego, al dios del agua, al dios del viento, al dios sol, el dios monte, o bien, también lo hacían con animales, tales como el buey (Ex 31,4-5) y cualquier otro animal.
Ahora bien, ningún católico cree que una imagen, un fenómeno natural, una criatura como María o cualquier santo sea Dios. Sino me creen, tan solo hay que preguntar.
Puedes acercarte a un católico que acabe de salir de un templo y preguntarle: ¿Crees que las imágenes son dioses? ¿Crees que María es una diosa? ¿Crees que el papa es un dios? La Iglesia enseña que hay un sólo Dios verdadero, Todopoderoso y creador del cielo y de la tierra, de todo lo que vemos y no vemos. Que es nuestro eterno Señor, y único Salvador nuestro. La Iglesia en su catecismo enseña que hay un sólo Dios verdadero (CIC. 200, 2085 y 222) vivo (CIC. 205) único digno de ser adorado (CIC. 223, 2084, 2096 y 2097) y por tanto, la Iglesia Católica condena la adoración a otras creaturas y objetos (CIC. 2112).
Doctrina que como cristianos católicos seguimos según la Biblia:

Ex 34,12… no te postres ante un dios extraño, porque Jehová se llama celoso.

Dt 6,4-5… amarás a Jehová tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas…

Dt 6,13… a Jehová tu Dios amarás, y al él servirás… no valláis detrás de otros dioses…

Lc 4,8… está escrito: adorarás al Señor tu Dios y a él solo darás culto…

Ap 19,5-10… Oí una voz que salía del trono (la voz de un Ángel) que decía: alabad a nuestro Dios todos sus siervos… estas son palabras verdadera de Dios, entonces me postré a sus pies para adorarle y me dijo: No, cuidado, yo soy un siervo de Dios como tu y tus hermanos que mantienen el testimonio de Jesús…



La Biblia es muy clara cuando habla del culto de adoración, pues es algo que se le debe sólo a Dios, en Ap 19,10 vemos como no se debe adorar ni a los ángeles. El honrar, el rendir homenaje, o veneración, es algo diferente.
Los testigos de Jehová dicen que rendir homenaje o venerar, también se le debe sólo a Dios, pero vemos en su Biblia que si distinguen lo que es adorar y venerar, pues en su traducción vemos que en Hb 1,6 dice que los Ángeles le deben rendir homenaje a Jesús, no adoración, ellos no le rinden adoración a Jesucristo por que no lo reconocen como Dios, pero la palabra escrita es (proskunhsatwsan) adoren – le, del verbo griego “proskyneo” (la misma palabra escrita en Lc 4,8) El verbo Adorar ha sido tomado a conveniencia en su Biblia y ponen el otro significado de rendir homenaje, a lo que quiero llegar, es que entonces si saben que diferencia hay entre rendir homenaje y adorar. El mejor ejemplo es el mismo Jesús que ellos no adoran sino que veneran. ¿En que quedamos? ¿Cómo está eso de que no saben lo que es venerar pero veneran a Jesús?
Adorar y venerar (honrar) no son sinónimos pues no significan lo mismo.
Venerar: Respetar en sumo grado a alguien por su santidad, dignidad o grandes virtudes, o a algo por lo que representa o recuerda.
Los católicos le rendimos homenaje o veneramos, a:

- María, por ser la Madre de Jesucristo, la bienaventurada (Lc 1,28), y la bendita entre las mujeres (Lc 1,42). Como te das cuenta estas palabras vienen de Dios, y Dios no es ningún idólatra. Al juzgarnos un hermano separado de idolatras por honrar a María, indirectamente juzga a Dios. El venerar a María es cumplir la profecía bíblica de Lc 1,48… desde ahora me llamaran bienaventurada todas las generaciones.

- A los Santos, por la vida entregada a Dios que llevaron, unos a tal grado de morir. Entre los hermanos separados le rinden homenaje a deportistas, y a cantantes cristianos que son su admiración por la belleza con la que cantan ¿Entonces por que no rendirle homenaje a alguien que entregó su vida a Dios, y unos al grado de morir antes que ofender gravemente a Dios? ¿por qué tienen problemas en homenajear a María?

- La Biblia, por ser el libro que contiene la palabra de Dios.


Respetamos:

- Las reliquias de algún santo.

- Los lugares de oración (Templos) (Mt 21,13).

- Las imágenes religiosas por lo que representan, no por lo que son (Barro, Mármol, Piedra…).

El rendir homenaje a alguien no está prohibido por Dios, por ejemplo:

Indiscutiblemente Dios le rindió homenaje a María (Lc 1,28) (Lc 1,42).
Jesús le rindió homenaje a Pedro (Mt 16,17).
Jesús le rindió homenaje a Juan el Bautista (Lc 7,28).
Pablo alabó a los corintios (1 Co 11,2).
Pablo honró a los hebreos (Hb 3,1).

Antes la palabra venerar no existía, en el nuevo testamento no está utilizada, a la gente o héroes se decía que se les honraba (Est 6,6) (1 Ped 2,17), se les decía bienaventurados como a Pedro y María, es por eso que se usó mucho mas tarde la terminología “veneración” para referirse a todo tipo de homenaje u honra que se dirija a un hombre y no a Dios. Hay todavía cánones de la Iglesia que ya fueron derogados (no te espantes por la infalibilidad de los concilios, sigue leyendo), que utilizaban la misma palabra adorar, para referirse a la honra de los santos y de la virgen y las reliquias, pero esos mismos escritos aclaraban que su adoración no era como la que se le debía a Dios, sino relativa, pues la terminología de venerar no era utilizada todavía. Estos cánones abolidos son hoy utilizados por los hermanos separados para pretender decir que los católicos tenemos otros dioses, pero sabemos que en esos tiempos las terminologías eran muy pobres, y no había muchas palabras para expresar otras cosas, pero el mismo credo Católico, que el mas viejo tiene 18 siglos, aclara que no tenemos otros dioses sino un solo Dios verdadero. No era cuestión de dogmática sino de falta de términos. Tal vez te preguntarás ¿por qué fue derogado un canon si los concilios se supone que la Iglesia católica los considera infalibles? Este canon es del concilio de Constantinopla del año 869 y a ese concilio no asistió el papa ni la Iglesia de occidente, sino solo la Iglesia de oriente, por lo que no se considera ni ecuménico, ni mucho menos infalible.
Pablo dice que la idolatría es poner en el lugar de Dios, cualquier cosa y también dice que la fornicación, las impurezas, pasiones, malos deseos, y el amor al dinero son idolatría (Col 3,5), pregúntate a ti mismo ¿he cometido idolatría? ¿Tengo fundamentos ahora para acusar a alguien de idolatra?
La idolatría es también desviar la fe en Dios, por ejemplo: Leer horóscopos, fetichismo, espiritismo y cualquier cosa esotérica.
¿Hincarse es solamente Adoración?
Los hermanos separados piensan también que hincarse es señal de adoración, o sea que si lo hacemos ante una persona, la estamos adorando automáticamente, y citan mucho lo que pasó con Pedro y Cornelio:

Hch 10,25-26… salió Cornelio a su encuentro y postrándose le adoró. Pedro le levantó diciendo: levántate, pues yo también soy un hombre…

Volvemos a ver lo que es la adoración, pues se postró y le adoró, no solamente se postró, también vemos que el demonio invitó a Jesús a postrarse y a adorarle, no sólo a postrarse, sino a reconocerlo como su dios.

Mt 4,9… todo esto te daré si postrándote, me adoras…

Dios no prohíbe postrarse ante alguien siempre y cuando no le adores, siempre y cuando no le reconozcas como alguna divinidad o alguien con poderes. Hemos de saber que Dios tampoco prohíbe postrarse ante alguien bíblicamente, pues en la biblia sobran ejemplos de que postrarse en señal de respeto o reverencia, y no está prohibido por Dios.
Salomón le rindió homenaje a su Madre (1 Rey 2,19… Betsabé entró donde el rey Salomón para interceder a favor de Adonías. El rey se levantó a su encuentro, hizo una inclinación ante ella y tomó luego asiento en su trono…).
La Sunamita se abrazó a los pies de Eliseo (2 Rey 4,27… cuando llegó donde estaba el varón de Dios en el monte, se asió de sus pies…).
David se arrodilló ante Saúl (1 Sam 24,8… también David se levantó y saliendo de la cueva, le gritó a Saúl: ¡Mi señor el Rey! Cuando Saúl miró hacia atrás, David se postró rostro en tierra, hizo una reverencia…).
Josué se arrodilló ante el arca de la alianza que es en si, un objeto (Jos 7,5… Josué se rompió sus vestidos y se postró en tierra sobre su rostro delante del arca…).
Abías se arrodilló ante Elías (1 Rey 18,7… se encontró a Elías, al reconocerlo se postró rostro en tierra…).
Ruth se arrodilló ante Booz (Rt 2,10… ella bajando su rostro se postró en tierra y le dijo…).
José se arrodilló ante 400 hombres (Gn 33,3… y pasó delante de ellos y se inclinó en tierra siete veces…).
Betsabé se inclinó ante su hijo (1 Rey 1,16… Betsabé se inclinó e hizo una reverencia al Rey…).
Dios permitirá que se postren ante Samuel (1 Sam 2,35-36… Yo me haré que surja un sacerdote fiel… vendrán a postrarse delante de él por una monedita y por un pedazo de pan…)
Toda la congregación de Israel se inclinó ante Dios y ante el Rey. (1 Cro 29,20… se inclinaron y se postraron ante Dios y ante el Rey…).
Un carcelero se arrodilló ante Pablo y Silas (Hch 16,29… entontes pidió una luz, se precipitó adentro y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas…).
Si un hermano nos juzga de idolatras, porque nos confesamos arrodillados, nos arrodillamos para recibir una bendición ante el papa o cualquier presbítero, etc. tiene que admitir que la Biblia está llena de idolatras entonces. Como en los dibujos, entonces Pablo se está dejando adorar como un dios, también que Salomón está reconociendo a su madre como una diosa por inclinarse ante ella.
Lo que pasó con Pedro y Cornelio es de entenderse, pues se postró y lo adoró, si nos metemos un poco en la mentalidad de un pagano, como es el caso (aislado pero muy citado por los hermanos separados) de Cornelio, cualquier cristiano haría lo mismo, se que un pagano al postrarse me va a adorar creyendo que soy un dios, o alguien con poderes. Ahora bien ¿Por qué Pablo no levantó al carcelero? Por la simple y sencilla razón de que no lo estaba adorando, no sabemos si el carcelero era Judío o pagano, pero por su actitud de no adorar a Pablo, y porque Pablo lo bautizó rápido esa misma noche, posiblemente era un servidor judío, por lo tanto, al no tener la mentalidad de un pagano, no pensaba que Pablo era un dios.
Podemos evitarnos tanta discusión fácilmente diciendo que ningún católico cree que haya otro Dios, pues solamente hay un solo Dios, pero hacer entender a un hermano de que no somos idólatras, es difícil, sobre todo por la mentalidad que su pastor le haya creado de nosotros.
Los hermanos separados respetan la Biblia, honran a su pastor también, muchos llevan la imagen del Ictus como nosotros llevamos una cruz, nadie puede negar el efusivo recibimiento que les dan a los cantantes cristianos o a tele-evangelistas, entonces si los hermanos separados no saben diferenciar lo que es adorar de lo que es venerar, por tanto también adoran la Biblia, la imagen del Ictus, a su pastor y a los cantantes cristianos.
El hincarse es solo un signo externo, la adoración sale del alma y del pensamiento, no de posturas de nuestro cuerpo. Recordemos que lo que hace impuro al hombre no es externo, sino lo que sale del corazón (Mc 7,14-23). Es imposible juzgar a alguien por usar la postura de hincarse, pues no sabemos que piensa y que hay en su corazón.
En la Iglesia he visto ancianitas que ya no pueden hincarse para orar, sino que están todo el rato sentadas. ¿Será que ellas ya no pueden adorar a Dios por no poder hincarse? ¿No se puede adorar a Dios parado o sentado? Sabemos que si, pues todo está en lo que se piense.
¿De que manera puede un Católico caer en idolatría?
Es por demás decir que en el pueblo Católico la mayoría es ignorante de lo que enseña la Iglesia Católica, es decir, son ignorantes de su fe. La manera en que un católico puede caer en idolatría, es como hemos visto; que ponga su confianza en horóscopos, y cualquier cosa esotérica, llámese: amuletos, fetiches, que se haga limpias, que acuda a que le “echen las cartas” puesto que son cosas que desvían la confianza en Dios.
También que crea que las imágenes religiosas tienen poderes, así como: Rosarios, o cualquier icono u objeto de fe, en ese momento esos objetos se convierten para él en fetiches o amuletos. Y los fetiches y amuletos son idolatría grave.
Puede también un Católico llegar a la adoración de los santos, cuando este no sabe que lugar tiene un santo dentro del plano espiritual, creyendo que el Santo lo salvará, o que puede obligar a Dios a hacerle un favor por intercesión de un santo, o bien, mas malo sería que un fiel católico ignorante no se acuerde de Dios y si del santo de su admiración. Pues un santo no tiene más poder que el de la intercesión (Stg 5,16). Pero peor aun sería que un católico llegara al grado de practicar la Santería, poniendo imágenes de los santos de cabeza, colgándoles ajos y hierbas o prendiéndoles velas de tal color.
La Iglesia reconoce que los fieles pueden llegar a desviar su fe, es imposible acercarse a todos los fieles sabiendo que por cada casi 7000 fieles hay un pastor. Y de esos 7000 se estima que un 70% va a la Iglesia cada que le nace, y por consecuencia mucho menos se acerca a la enseñanza.
De los pocos verdaderos fieles Católicos son muy pocos los que se acercan a estudiar un poco más su fe aparte de leer la Biblia en misa.
Si no me hubiera acercado nunca a la Iglesia, para averiguar que es lo que enseña, yo seguiría haciendo cosas contrarias a Dios, y por supuesto, si la Iglesia me enseñara que hay que adorar imágenes, adorar al papa, o adorar otra cosa que no sea Dios, por supuesto que yo también sería protestante.
Un católico verdadero no adora a nadie más que a Dios. Recordemos que en el antiguo Israel, el pueblo por ignorancia caía en idolatría, pero Dios nunca se apartó de ellos ni rompió su pacto, de igual manera, somos el nuevo pueblo universal de Dios, aunque muchos católicos ignorantes hagan cosas idolátricas saben que existe un solo Dios como se lo ha inculcado la Iglesia, y Dios no apartará su alianza, pues está fue firmada con la sangre de su Hijo.
El que un hermano separado juzgue a los católicos romanos de idólatras, en primer lugar está faltando al respeto que se debe tener entre cristianos, si es que de verdad nos decimos vivir del evangelio de Jesucristo, debemos saber que Él mismo enseña, no condenar de ninguna manera (Mt 7, 1-3).
Exhorto a dejar juicios particulares y se use el sentido común, pues los católicos romanos reconocen que la idolatría es un pecado gravísimo, pues Dios es uno y punto.

¡Dios bendiga a los que difaman sin fundamento!.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada