viernes, 5 de diciembre de 2008

"Vamos a recuperar un nivel acelerado de gestión". Esperemos sentados...


El designado secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Homero Bibiloni, destacó hoy como prioridades de su gestión la recuperación de la autoestima de los profesionales y técnicos de la cartera ambiental; así como atender a la deuda ambiental interna que afecta básicamente a los más pobres y sentar en el plano internacional una posición ideológica soberana en el marco de la globalización.
El funcionario formuló declaraciones a la prensa en la Casa Rosada, minutos después de ser puesto en funciones por Sergio Massa, el Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación. Allí señaló como clave “la recuperación de la autoestima de la secretaria y sus profesionales, que tienen mucho más para dar”, y adelantó que su gestión se desplegará con “una visión federal” aplicando “el financiamiento que aun está sin ejecutar”, para lo que señaló que “tenemos que satisfacer las necesidades ambientales de un ambiente que incluya al hombre”.
“La Constitución marca que los recursos son y los administran las provincias, y los municipios son los impulsores del desarrollo local, por lo que abogaremos por una armonía pública primero, y luego convocaremos al sector privado, al movimiento obrero organizado y a la sociedad civil para complementar las políticas públicas”, aseveró Bibiloni.
En la toma de juramento, Bibiloni estuvo acompañado por el ministro del Interior Florencio Randazzo; el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zaninni; el secretario de la Gestión Pública Juan Manuel Abal Medina; el secretario de Turismo de la Nación Enrique Meyer; el titular de la secretaría de Agricultura de la Nación Carlos Cheppi; Eduardo Luis Duhalde secretario de Derechos Humanos; Jorge Amaya, Presidente del SENASA; Héctor Spina, titular de Parques Nacionales y el subsecretario de Coordinación y Cooperación Internacional, Rodolfo Ojea Quintana.
También se hicieron presentes la titular del Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable Ana Corbi y su coordinador ejecutivo, Nicolás Scioli,; Graciela Gerola, de la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires; los legisladores nacionales Carlos Kunkel; Ariel Pasini; Luis Ilarregui, Diana Conti, Claudia Bernazza y sus pares provinciales Gustavo Dutto y Cristina Fioramonti, entre otros.
También estuvieron presentes los intendentes de La Plata Pablo Bruera; Julio Pereyra (Florencio Varela); Mario Secco (Ensenada); Darío Díaz Perez (Lanús); José Eseverri (Olavarría); Rafael Williams (Esquel) y dirigentes del peronismo platense como Luis Lugones; Gustavo Oliva; Ivan Maidana; Juan José Amondarain y José Sbatella.
“Hay una paradoja, y es que la contaminación está siempre cerca de los pobres, mientras que los ricos disfrutan de la naturaleza. Entonces, quien quiera naturaleza tiene que generar un servicio ambiental para disfrutar de ella, sino los centros urbanos contaminan y les piden a las provincias ricas en recursos naturales que la provean”, aseguró Bibiloni. “Tenemos que desmitificar el concepto de que cuidar el ambiente es gratis: lo que requiere es inversión publica”, agregó el funcionario, quien señaló que “los que contaminan son los privados, no el sector publico”, por lo que abogó pero por “generar incentivos y propuestas positivas para que el sector privado se sume a una política amigable para el ambiente”.
“Vamos a recuperar un nivel acelerado de gestión”, anticipó Bibiloni, quien señaló que tiene previsto reunirse en las próximas horas con los intendentes de los municipios bonaerenses que forman parte de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo, con las autoridades de la Federación Argentina de Municipios, y –en una clara señal en el sentido de devolverle autoridad político-institucional al Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA)–, dijo que ya está agendada una reunión de ese foro para el 15 de diciembre, oportunidad en el que se tratará la reglamentación de la denominada Ley de Bosques.
“Hay muchos connacionales excluídos en el conurbano profundo de la Argentina y sobre eso tenemos que trabajar, junto a todas las áreas de gobierno en una actitud transversal”, aseveró el funcionario, quien añadió que la “Acumar tiene que ajustar sus niveles de ejecución conforme a las necesidades sociales y ambientales” de una población que padece graves problemas de contaminación y exclusión social “
Consultado sobre qué estrategia política se desplegará respecto al problema de los residuos sólidos urbanos, Bibiloni explicó que se utilizará la experiencia de La Plata, donde se está desarrollando una experiencia de separación domiciliaria para el posterior reciclado de los desechos. “Con asistencia científica vamos a generar un programa serio de tratamiento y de recuperación de residuos, y por otro lado, optimizar el financiamiento internacional pendiente de ejecución para la Estrategia Nacional de Residuos Sólidos Urbanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada