lunes, 12 de enero de 2009

Problemas en Palestina

El problema israelí-palestino no es menor según podemos apreciar a diario en estos últimos días. Pero este tema no puede ser analizado solamente a la luz de la geopolítica o las relaciones internacionales, es necesario examinarlo, esencialmente, desde la perspectiva teológica-histórica.

Desde esta concepción el pueblo de Israel es el Pueblo Elegido por Dios con el propósito manifiesto de "poseer la tierra" (Salmo 37,29) Pero ¿qué tierra? ¿sólo la tierra de Canaan? ¿o extensiones mayores con nítidos límites que el mismo Dios del Antiguo Testamento estableció o por el contrario, la TOTALIDAD de la tierra habitada y conocida en aquellos tiempos?

En el libro del Génesis 12,7; 13,15; 15,7 y 17,8 Dios dice a Abraham: "A tú descendencia voy a dar esta tierra". En Génesis 15,18-19 leemos que Dios sella una alianza con él y le implanta con claridad los términos de "esta tierra": "En aquel dia YHWH celebró un pacto con Abram diciendo: a tu descendencia ciertamente daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el gran río, el río Eufrates (...) y los cananeos y los guirgaseso y los gebuseos" Es decir, desde temprano en la revelación bíblica se establece que los israelitas dominarian a todos los pueblos circunvecinos situados entre el Río Nilo y el Río Eufrates.

Siguiendo en el libro del Génesis (10,19) los límites físicos de Canaan son: Sidón (Norte) hastar Guerar (Génesis 20,1) cerca de Gaza (Josué 15,47) (con sus pueblos dependientes y sus poblados incluso el valle torrencial de Egipto y el mar Grande (Mar Mediterráneo -Oeste- y la región adyacente) hasta Sodoma y Gomorra y Admá y Zeboyim al Este.

Avanzando en la revelación bíblica y en la conciencia del pueblo escogido, demarcaciones más puntuales se establecen para ERETZ ISRAEL en el libro de Números 34, 1; I Reyes 8,65; II Reyes 14,25 y 24,7. Pero los límites de esta tierra se amplian según especifica el libro del Deuteronomio 19,8-9 "Y sí YHWH tu Dios ensanchó tu territorio conforme a lo que juró a tus antepasados y te ha dado toda la tierra que prometió dar a tus antepasados, porque guardarás todo este mandamiento que te estoy dando hoy (...) entonces tendrás que añadirte otras tres ciudades a estas tres"

Por último, despuès del exilio babilónico (607-537 a. C) el profeta Isaías explica que reyes de la tierra serán servidores y reinas nodrizas de los israelitas (49,23; 60,10) Podemos entonces legitimamente preguntar entonces si se trata solamente de reyes que corresponden a los territorios señalados en los tiempos postexílicos o si se trata, en la concepción judía, de toda la tierra habitada. Sin dudas, que con base en la exégesis rabínica, se puede afirmar que se trata de todo el mundo conocido en ese entonces. Mundo que excede ampliamente los límites señalados en el Pentateuco y los límites de la Primera Monarquía. Yendo entonces un poco más allá y luego de años y años de guerras en Medio Oriente, es legítimo preguntar sino se está concibiendo toda la tierra conocida y sus gobernantes.

La conciencia de la tierra entregada por Dios, obra poderosamente hasta hoy en día. Israel, al que el mismo Dios del Antiguo Testamento llama "Mi herencia" (Joel 3,2; Zacarias 14,12) y que desde antiguo, con Abraham, fue bendecido (Génesis 12,3; 18,18; 22,18). Isreal es "el Pueblo de YHWH" como indica Sofonias 2,10 ya que Dios dijo: "Uds llegaran a ser MI PUEBLO y YO llegaré a ser SU DIOS" (Levítico 12,3; Jeremías 7,23; 11,4; 30,22; 31,1.31-33; 32,38; Oséas 8,8).

Esta es la conciencia israelita, la de ser el "Pueblo Escogido", único en el mundo por su elección divina. "Un judio es un miembro de un pueblo único en la historia del mundo. Ningún otro grupo, nación o religión se le asemeja. Lo que le da un caracter realmente único a los judíoses el hecho de ser el Pueblo Elegido" explica el Rabino Eliezer Gevirtz en su libro "Guía sobre el enfoque de la Torá" (Editorial IAL. Buenos Aires 1984. Pp 70-71)

Concluyo señalando lo que brillantemente Zygmunt Bauman señala en su lúcida obra: "La Globalización: consecuencias humanas" indicando que "por primera vez en la historia , el imperativo moral y el instinto de supervivencia marchan en la misma dirección" y que "por los medios de comunicación todos somos espectadores conscientes de los sufrimientos de los otros (...) se trata de la globalización de la responsabilidad".

Ante lo que esta sucediendo en GAZA hoy todos somos responsables porque como bien señaló ya hace tanto tiempo el poeta latino Terencio (194 -159 a. C.) en "El enemigo de sí mismo": "Hombre soy y nada de lo que es humano me es ajeno" hoy podriamos parafrasearlo indicando que "nada de lo que es inhumano tampoco me es ajeno"

Nuestra responsabilidad está en juego hoy nuevamente. 780 muertes a la fecha hace que no podemos permanecer callados porque como dice el Evangelio de Lucas "Yo les aseguro que si se callan, gritarán las piedras." (12,49) ¡y la sangre de ellos todos clamarán eternamente! ¡QUE TERMINE YA ESTE GRAVE GENOCIDIO!



Lic. Prof. CARLOS VICTOR ZALAZAR SUAREZ
Doctor en Teología.
cavizar@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada