jueves, 16 de abril de 2009

Un desaire para el Dr. Joseph Alois Ratzinger.


Después de levantarle la excomunión, el Dr. Joseph Alois Ratzinger le pidió que se retracte de su negación del Holocausto. “Necesitaré algún tiempo para investigar”, respondió Williamson y fue relevado como director del seminario.
El obispo británico negacionista del Holocausto Richard Williamson fue relevado ayer del cargo de director del seminario de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, en la localidad de La Reja, informó la congregación. La decisión fue tomada luego que el obispo conservador desairara el pedido del Pontífice para que se retracte sobre su posición de negar el Holocausto judío.

El superior del distrito de América del Sur, Christian Bouchacourt, decidió desplazar a Williamson por considerar que la negación del Holocausto “no refleja en modo alguno la posición” de la Fraternidad, según afirma un comunicado de la congregación. Bouchacourt también repudió “las acusaciones permanentes” contra la orden religiosa, “con el fin de desacreditarla”.

El obispo Williamson había hecho declaraciones a un canal sueco, en las que negó el uso de las cámaras de gas en los campos de exterminio nazi y sostuvo que sólo pocos centenares de judíos murieron durante la Segunda Guerra Mundial, levantando una ola de rechazo generalizado en el mundo que incluso llevó a una ruptura del Gran Rabinato de Israel con el Vaticano.

El Pontífice le había pedido el miércoles que se retractara de sus afirmaciones pero este último viernes, en una entrevista hecha por internet con la publicación alemana Der Spiegel, el obispo británico declaró: “Si encuentro las pruebas entonces me retractaré, pero para eso será necesario algún tiempo”.

Más adelante, el obispo lefebvrista ultraconservador afirmó en su blog personal que “no está muerto, ni se está muriendo, ni jubilándose”, tal como sostuvieron versiones en las últimas horas. Williamson desmintió la noticia de una presunta enfermedad escribiendo en tercera persona: “Debo señalar que Su Excelencia no está muerto, no se está muriendo, ni jubilándose”.

Fue la primera vez que Williamson, uno de los cuatro obispos lefebvrianos a los que el papa Benedicto XVI les levantó la excomunión que se les dictó en 1988, escribe en su sitio, luego de que el Vaticano le exigió con una nota oficial que se retractara de sus afirmaciones sobre la Shoá. Pero en este “posteo” en su blog personal no alude a la Shoá ni a las cámaras de gas para, en cambio, exaltar la Sinfonía número 3 de Ludwig van Beethoven, más conocida como La Heroica. “Antes de que la tempestad mediática explotara hace dos semanas, un amigo me había pedido que escribiera sobre una pieza musical que me gustara en particular”, explica el obispo en su sitio.

La polémica declaración del religioso había suscitado la reacción de la canciller alemana, Angela Merkel, quien le pidió una postura clara al papa germano, Joseph Ratzinger, sobre el obispo negacionista. Ayer se reconciliaron en una conversación telefónica según informaron en Berlín mediante un comunicado conjunto el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, y su homólogo del gobierno alemán, Ulrich Wilhelm.

“Fue una conversación constructiva y buena, impulsada por la voluntad profunda de recordar constantemente la Shoá para la humanidad”, se lee en el comunicado. El Romano Pontífice y la canciller alemana conversaron “en el mayor respeto mutuo” agrega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada