miércoles, 10 de junio de 2009

El día mundial del Medio Ambiente...


El día mundial del Medio Ambiente fue establecido por la ONU en 1972 para estimular el conocimiento del medio ambiente y aumentar la atención pública y la acción política para solucionar los grandes problemas que nos aquejan a todos. Según la ONU "con este día se busca darle una cara humana a los problemas que sufrimos todos, autorizar a las personas para hacerse agentes activos del desarrollo sostenible y equitativo, y promover una comprensión de las comunidades, que son cruciales para cambiar actitudes hacia los problemas del medio ambiente".

El tema no es menor por cuanto globalmente enfrentamos una serie de problemas comunes, de los que tenemos que ser conscientes para actuar a nivel local y así, contribuir a una solución global. Puntualmente, el tema de las emisiones de CO2 a la atmósfera, que agrava el calentamiento del planeta, es un problema al que podemos comenzar a dar solución desde nuestras mesas.

Según un reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el sector ganadero genera un 18% más de CO2 que la industria del transporte. También es una de las principales causas del calentamiento del planeta, la degradación de las tierras, la contaminación atmosférica y del agua, y la pérdida de biodiversidad.

"El ganado es uno de los principales responsables de los graves problemas medioambientales de hoy en día. Se requiere una acción urgente para hacer frente a esta situación”, asegura Henning Steinfeld, Jefe de la Subdirección de Información Ganadera y de Análisis y Política del Sector de la FAO, y uno de los autores del estudio "La sombra alargada de la ganadería-aspectos medioambientales y alternativas". (FAO, 2006)

Los autores del informe sumaron las emisiones producidas a lo largo de la cadena de productos cárnicos, desde la producción de piensos (que incluye la producción de fertilizantes químicos, la deforestación para producir forrajes y abrir pastizales, etc.), pasando por la producción animal (que incluye las emisiones de la fermentación y de óxido nitroso del estiércol), hasta el CO2 liberado durante la elaboración y el transporte de los productos animales.

"Abstenerse de comer carne al menos un día a la semana puede ser un sacrificio personal eficaz para combatir el cambio climático". Ésta es la recomendación que acaba de proponer el doctor Rajendra Pachauri, presidente del Panel de Expertos del Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC), y ganador del Premio Nobel de la Paz en 2007 junto al ex vicepresidente de EEUU, Al Gore. Pachauri considera que resulta más fácil cambiar los hábitos alimenticios que los de transporte, dado el fuerte apego al coche particular.

Por esa razón, el doctor Pachauri, que es vegetariano, recomienda «renunciar a la carne durante un día a la semana, inicialmente, y después ir reduciendo a partir de ahí». A su juicio, ésta es la opción «más atractiva» para que cualquier individuo pueda contribuir con carácter inmediato a la reducción de emisiones.

Según un estudio sobre la emisión de CO2 indica que nuestro país, Argentina, se encuentra en el lugar Nº 28 del ránking a nivel mundial, emitiendo aproximadamente 162 millones de toneladas por año. Grandes granjas industriales de producción de leche, huevos y carne aparte de contaminar y emitir gases que aceleran el calentamiento de nuestro planeta, significan la miserable vida y sufrimiento para todos estos animales.

En Argentina se matan para consumir cada año 450 millones de aves, 15 millones de vacas, 3 millones de cerdos y 4,5 millones de ovejas además de otros como conejos, llamas, liebres, jabalíes, cabras, ñandúes, ciervos y otros animales faenados fuera de los recintos supervisados por el SENASA.

Alrededor del 20% de los animales faenados anualmente provienen de sistemas de engorde a corral basados en la alimentación con granos de cereales y/o silo de maíz.

Comer carne produce un costo en el medio ambiente que las generaciones futuras se verán forzadas a pagar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada