miércoles, 26 de octubre de 2011

Binner tiene su lugar.


El Frente Amplio Progresista (FAP) quiere sostener a Hermes Binner en el liderazgo opositor que le otorgó el distante segundo lugar que alcanzó en las elecciones presidenciales del domingo y ya empezaron a definir su estrategia a mediano y largo plazo con la vista puesta en 2015. El gobernador socialista de Santa Fe, que traspasará el próximo 10 de diciembre la llave de la Casa Gris a su delfín Antonio Bonfatti, seguirá al frente del armado del FAP, pero lejos de los dos escenarios que la alianza de centroizquierda tendrá como principales vidrieras: la gestión santafesina y el interbloque parlamentario. Por eso, ya piensan en que Binner debe regresar al Congreso como cabeza de lista de la boleta de diputados del FAP en la renovación legislativa de 2013.

“Probablemente”, fue la escueta respuesta de Binner ante la consulta de si sería candidato a diputado por Santa Fe dentro de dos años. La estrategia comenzó a diseñarse el martes, en una reunión que Binner compartió en Buenos Aires con los principales referentes políticos del FAP y sus legisladores electos, apenas 48 horas después de la elección presidencial que lo tuvo como candidato y antes de tomarse un pequeño descanso tras la intensa campaña de los últimos meses.

Sus propios aliados plantearon la posibilidad en el encuentro que se realizó el lunes al mediodía en el Centro de Estudios Municipales y Provinciales (Cemupro), que ideó el propio gobernador. Quieren que Binner se mantenga en los primeros planos de la política nacional y le propusieron que asuma la presidencia del FAP. Pero fue Binner quien les puso freno a los planteos. “No apuremos las cosas”, respondió.

No obstante, ayer fue el propio Binner quien con su respuesta dejó abiertas las especulaciones sobre su candidatura a diputado en 2013. “Es hacer futurología, faltan dos años”, respondieron a Página/12 desde el entorno más cercano del gobernador. Pero tampoco cerraron la opción: “Puede ser como no”, agregaron. “Es una decisión que debería tomar el FAP santafesino”, dijo otro de los participantes de la reunión en el Cemupro.

Binner insistió ante sus aliados en la necesidad de avanzar rápidamente en transformar los enunciados programáticos en proyectos para presentar en el Congreso. Allí deberán limar asperezas en el momento del trazo fino de cada propuesta, dentro de una bancada que integrarán el PS, el GEN que lidera Margarita Stolbizer, la Unidad Popular de Víctor De Gennaro, el juecismo cordobés y Libres del Sur. El interbloque de senadores (4 bancas) y diputados (22) recién designará a sus autoridades tras el recambio legislativo.

Después del 10 de diciembre, Binner podrá monitorear de cerca la gestión de Bonfatti, su delfín y amigo personal, pero no tendrá tanta incidencia en el interbloque parlamentario, la otra vidriera de la coalición política de centroizquierda que quiere ser “alternativa de poder” en 2015. Por eso, algunos socialistas comenzaron a idear cómo darle un mayor protagonismo al candidato y pensaron en el Congreso, al que Bi- nner podría regresar en 2013 como diputado. Tal como hizo tras perder las elecciones en su frustrado primer intento de llegar a la gobernación santafesina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada