viernes, 4 de noviembre de 2011

Falleció S.E.R. Monseñor Oscar Laguna, un grande.


Oscar Justo Laguna, el primer jerarca católico procesado en una causa por derechos humanos por haber presuntamente mentido sobre el asesinato del obispo de San Nicolás, Ponce de León, murió a los 82, esta madrugada, luego de una operación cardíaca programada.
"Lo operaron del corazón ayer a las 3 de la tarde y falleció a la madrugada. Tenía un estrechamiento de válvula aórtica, que era algo que sí o sí había que tratar de solucionarlo", explicó su hermana, Celia Laguna. Había nacido en en Buenos Aires el 25 de setiembre de 1929. Laguna fue ordenado sacerdote el 18 de septiembre de 1954 en la misma ciudad y se desempeñó como obispo de Morón durante 25 años.

Este año se convirtió en el primer jerarca católico procesado en una causa por delitos de lesa humanidad, por falso testimonio en el juicio en el que se investiga el asesinato del obispo de San Nicolás, Ponce de León. O sea, que para los montoneros de turno en el gobierno (entre ellos la hipócrita Cristina Fernández de Kirchner quien descaradamente le envió una corona de flores), el mentir, es un delito de lesa humanidad. Ya dan asco de tanta hegemonía e incapacidad de ser sociales (en realidad, son aprendices a serlo).

Laguna fue párroco de la catedral de San Isidro durante 9 años, director espiritual del seminario diocesano y rector de ese seminario por dos décadas; asimismo se desempeñó como fiscal eclesiástico, canciller en el año 1961 y vicario general entre 1962 a 1980. Fue nombrado obispo en 1975 por el papa Pablo VI, y en enero de 1980 Juan Pablo II lo nombró obispo de Morón. En el 2004, Juan Pablo II aceptó su renuncia por haber alcanzado el límite de edad canónica y designó a monseñor Luis Guillermo Eichhorn en su lugar.

Durante varios períodos, Laguna fue presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, de la Comisión de Teología (hoy lleva el nombre de Fe y Cultura) y de la Comisión de Ecumenismo, Relaciones con el Judaísmo, el Islam y las Religiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada